jueves, 16 de abril de 2009

Citas

.
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz.
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.

J. L. Borges (El amenazado)



- Esto es inaudito, Dios hizo el mundo en siete días, ¡siete!. Y usted tarda meses en hacerme un pantalón.
- Pero señor, mire usted el mundo (gesto de desprecio), y mire mi pantalón (gesto de admiración)

Samuel Beckett


En algún apartado rincón del universo centelleante, desparramado en innumerables sistemas solares, hubo una vez un astro en el que animales inteligentes inventaron el conocimiento. Fue el minuto más altanero y falaz de la “Historia Universal”: pero, a fin de cuentas, sólo un minuto. Tras breves respiraciones de la naturaleza, el astro se heló y los animales inteligentes hubieron de perecer. Alguien podría inventar una fábula semejante pero, con todo, no habría ilustrado suficientemente cuán lastimoso, cuán sombrío y caduco, cuán estéril y arbitrario es el estado en el que se presenta el intelecto humano dentro de la naturaleza.

Federico Niestzche (Sobre verdad y mentira en sentido extramoral)


No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

Julio Cortázar (instrucciones para dar cuerda a un reloj)

2 comentarios:

Numismatique dijo...

el mundo... y los pantalones de Samuel... Qué tema!

Casiuninstante dijo...

no recuerdo donde comente sobre la garua.

me encantan las citas. sobre todo la de Niestzche.

de a poco se va despereazndo el blog. al menos el mio, ya durmio bastante.


(me parece q voy a reler el libro de haruki ,murakamy, after dark, a ver si consigo despertar a esa muchacha que duerme hace ya vario dias y respira ritmicamente, como unico indicio de que sigue viva.